Constelaciones

Durante mucho tiempo cada una de mis noches soñé con dibujar constelaciones en su espalda siguiendo los puntos de sus lunares: de Casiopea a Cisne, de Orión a Cangrejo pasando por tu Osa Menor, por tu Carro de Santiago. Durante muchas noches, que en el fondo me parecieron pocas, mi dedo recorría las constelaciones, levantaba…

Ayer y mañana

¡Tengo tantas cosas que contaros y tan pocas líneas! Ayer me quedé con tus manos, tu mirada, tus besos, y ese abrazo infinito que me curó la tristeza: hoy vivo de toda la alegría que me prestaste. Ayer me la salvó la música que hizo el ruido de tus pasos, y el chocar de los…

De princesas y monstruos

Érase una vez una princesa que buscaba un cuento de hadas. Demasiados bosques lóbregos, demasiados lobos, demasiado cansancio para un cuento de hadas. Parecía más bien un cuento de trasgos, brujas y ogros. Un día creyó encontrar un cuento acogedor. Tenía bosques, ríos, selvas sol, lluvia, hierba y un hada pequeñita. «Un buen lugar donde…

Pasado, presente y futuro

A veces me da por pensar quién soy. O quizá qué soy. Ni siquiera tengo clara la pregunta. Estamos en el presente. Tengo claro que soy la consecuencia de una cadena de circunstancias, decisiones, situaciones y, por qué no, de casualidades. Tras todo ese camino recorrido, he llegado hasta aquí, no sin coste. Y entonces…

Amores vagonetas

Coinciden los expertos en que el amor es un tren de cercanías con más vagones que estaciones, túneles, apeaderos y señales de vía muerta. Estos amores, como los trenes, van repletos de personas y equipajes, con horarios ajustados y andenes vacíos; miles de caras apretadas en la ventanilla contra el cristal, mientras la vida pasa…

Contigo

Contigo me quito los miedos y la armadura y la ropa y todo aquello que me hunde en el océano de la pena. Contigo, con tu risa, con tu mirada, con tu esperanza, hago una balsa para escapar de la isla desierta en que me encontraste y me lanzo a cruzar un mar de lágrimas…

Al final eres tú

El sol ilumina tu cara mientras bebes cerveza y me sonríes. El mundo se ha parado en el aleteo de una mariposa, en el silencio de los campos helados de la Alcarria, y todo es paz. Todo es silencio. Todo eres tú. Entonces te vuelves a reír, coges mi mano, me abrazas; y el mundo…

Te confieso

Para quien supo subirme a la luna, para ver mejor las estrellas. En estos momentos en que los abismos se abren a mis pies, y el miedo me aferra la garganta, ha llegado el momento de confesarte que tengo mil deudas contigo. Que nunca te dije suficiente que te quería, que mis días, tristes y…

Prisas

Me gusta tu vestido, porque debajo estás desnuda Llegas a casa. Te quitas las zapatillas sin desatar los cordones: te puede el ansia. Subes corriendo las escaleras para coger el móvil. Hay un mensaje. De ella. Lo lees con placer, casi con fruición. Piensas. Llevas toda la tarde pensando en ella, toda la vida. Toda…